El avance de la tecnología aplicado a la medicina

Cualquier atisbo de debate acerca de a dónde nos van llevar las nuevas tecnologías, o de si estas son o no recomendables, queda disipado toda vez que apreciamos como el mundo de la medicina se está beneficiando de ellas. Tradicionalmente, la medicina se ha beneficiado de la tecnología, por lo que en este tiempo de avances constantes se abre una nueva gama de posibilidades y de jugosas opciones para mejorar la vida de las personas y para garantizar una mejor salud.

También el propio personal médico puede beneficiarse de nuevos software y programas informáticos que agilicen todo su trabajo. La gestión hospitalaria, la tramitación de pruebas y escaneados y la actualización de los historiales médicos verán cómo las nuevas tecnologías les son de mucha ayuda. Tanto en los centros hospitalarios como en los propios hogares del paciente se podrá llevar a cabo una mejor monitorización de los parámetros del paciente, que estará perfectamente vigilado durante las veinticuatro horas del día; el profesional médico sabrá de primera mano y en tiempo real gracias a la tecnología si el paciente ha sufrido algún tipo de anomalía.

Por supuesto, las tecnologías se ponen al servicio de las diferentes especialidades médicas por medio de utensilios, aparatos y mecanismos electrónicos e informáticos. Productos ergonómicos, monitores múltiples, cámaras de visionado interno en el cuerpo, artilugios modernos para el análisis de distintos órganos o dispositivos electrónicos que aporten información sobre el paciente son algunos de los ejemplos de cómo las nuevas tecnologías están ayudando a la medicina en los últimos años.

Afortunadamente, lo mejor está por llegar y la constante revolución que las nuevas tecnologías están viviendo ayudará en el futuro a curar enfermedades que hoy parecen no tener remedio. Y es que la investigación médica es otra de las disciplinas que está recibiendo con mejores ojos todos los avances que se están produciendo. La tecnología al servicio del ser humano ofrece oportunidades maravillosas para hacer la vida mejor y menos dolorosa y molesta.