El nacimiento de la optogenética

Ha surgido una nueva disciplina entre las ciencias neurológicas, llamada optogenética, la cual se basa en la manipulación precisa de distintas actividades de carácter neuronal, definiéndose estos según sus funciones, anatomía y genética.

Es una técnica bastante nueva, pero lo más probable es que tome una popularidad enorme, ya que existen posibilidades de que mediante la optogenética, se puedan detener procesos relacionados al desarrollo de enfermedades terminales como el Alzheimer y Parkinson, y otras cosas como la ceguera y las adicciones. Otras cosas que la optogenética podría ser crucial para lograr es la compresión biológica absoluta de las emociones, sentimientos y de la personalidad.

La tecnología utilizada para la optogenética ha ido avanzando a un punto donde es posible su realización, ya que antes las tecnologías de monitoreo cerebral eran exclusivas a esta función, como la resonancia magnética, y también la reducción de escalas de la tecnología de electrofisiología. Aun así, faltan conocimientos en cuanto al funcionamiento de los circuitos cerebrales, esta nueva ciencia tiene como objetivo destacar las neuronas importantes entre las comunes, cada persona tiene 86 millones de ellas, así que no será tarea fácil.

Entre las posibilidades de esta neurociencia, está el descubrir el origen de las adicciones, controlar el área del cerebro que genera los comportamientos agresivos en las personas y conocer el funcionamiento del mecanismo regulador del sueño, son cosas que de verdad podrían llevar a la humanidad a comprender el funcionamiento absoluto del cerebro, y con esto, abrir las puertas a muchas otras posibilidades en cuanto a los límites del ser humano.

Las primeras pruebas clínicas se realizaron para curar una enfermedad llamada retinosis pigmentaria, que consiste en la destrucción de las células fotosensibles que se encuentran en la retina. El procedimiento tenía como base recuperar la función de la retina creando células fotosensibles nuevas que sean indestructibles. Pronto se procederá a iniciar investigaciones similares en problemas de sordera y ciertos dolores. Las investigaciones relacionadas a la sordera serán el próximo paso de unas investigaciones previamente realizadas en animales, con una técnica mínimamente invasiva aplicada en neuronas cercanas al oído.