En Argentina se plantean experimentar con humanos

Con los avances tecnológicos en la medicina acelerándose cada vez más, se han acumulado muchas discusiones de carácter ético con respecto a los experimentos nuevos. En realidad, son temas que valen la pena discutir, aunque da la sensación de que siempre habrá gente tanto a favor como en contra de los nuevos procedimientos.

Por ejemplo, una de las discusiones planteadas fue si era ético modificar la composición genética de los niños que aún no han nacido, permitiendo a los padres inclusive modificar la apariencia del bebé desde antes de que nazca, aunque si la modificación con fines de evitar problemas de salud se ve como algo positivo, hay especialistas que lo debaten aún.

Otra discusión es sobre si se debería utilizar el esperma de padres fallecidos para inseminar a sus viudas, este tema es también bastante controversial y no se ha llegado a ningún punto final con respecto al tema.

Ahora, para crear un debate que sea lo más transparente posible, en el panel debe haber solamente especialistas del área que de ninguna forma representen los intereses de alguna empresa del sector privado que se relacione a la actividad en cuestión, ni practicantes de religiones que puedan hacer surgir prejuicios con los temas polémicos.

La discusión se dividió en áreas como

  • Medicamentos, terapias del tipo avanzado, otros productos médicos y biotecnológicos.
  • Investigaciones de salud pública.
  • Población vulnerable.
  • Muestras biológicas, datos de carácter genético y biobancos.
  • Asuntos jurídicos relacionados al tema.

Todos los miembros son especialistas pertenecientes a prestigiosas instituciones del sector, con distintas perspectivas, opiniones y definiciones de lo que es la ética verdaderamente, ahora, pareciera que las discusiones tardan más en finalizarse que los propios avances médicos, que en ningún momento se detienen.

Los asuntos polémicos siempre tendrán detractores, es cuestión de determinar hasta dónde llegarían estos detractores por detener las iniciativas que son posibles ahora gracias a las nuevas tecnologías. Lo único que hay que esperar es que los acuerdos a los que se lleguen siempre sean en beneficio de la humanidad completa.