Los 5 mejores aportes de la impresión 3D a la tecnología

La impresión de objetos 3D ya está entre nosotros desde hace ya más de una década y los beneficios apenas ahora lo estamos cosechando. Hoy en día cada vez en más frecuente que se publiquen noticias promocionando las distintas aplicaciones que se le ha dado a la impresión 3D para el beneficio de muchas ciencias. Por ejemplo, los ingenieros ya han dado su beneplácito a la construcción de prototipos de puentes mediante la impresión 3D de estos, mientras que el personal laboral de electricistas Alcala de Henares ha experimentado esta tecnología creando llaves y sistemas de seguridad con la ayuda de impresoras 3D.

No obstante, la ciencia que ha reportado mayores éxitos en el rubro de la impresión 3D es sin lugar a dudas la medicina y por eso en este post queremos rendir homenaje a este hecho exponiendo los 5 aportes más relevantes que la impresión 3D ha hecho para el progreso de la medicina, con el objetivo principal de incrementar la difusión de esta importantísima información científica.

  1. Auriculares para sordos: los audífonos fabricados exclusivamente para mejorar la audición de las personas parcialmente sordas son en su actualidad impresos en 3D la gran mayoría (98% específicamente). Una impresora 3D puede crear en hora y media hasta 30 de estos audífonos, haciendo que exista suficiente disponibilidad de los mismos, abaratando su costo, pero manteniendo su calidad.
  2. Dientes y dentaduras 3D: así es, el dentista profesional del siglo XXI sabe muy bien que su trabajo se le facilita gracias a que en la actualidad existen impresoras 3D capaces de confeccionar dientes y dentaduras fácilmente y a la medida para cada cliente.
  3. Osamentas 3D: cualquier hueso del cuerpo en la actualidad puede re-construirse sencillamente con una impresora 3D. Eso sí, sólo son unos pocos huesos del cuerpo humano los que pueden ser óptimamente remplazados por huesos impresos en 3D. Sin embargo, todo depende del material que se use para fabricar la osamenta. Por ejemplo, es harto conocido el caso de la mujer de 83 años que se sustituyó parte de su cráneo por material de titanio impreso en 3D.
  4. Prótesis: un brazo, una pierna, un dedo, una oreja e incluso una cara puede ser construida eficientemente en 3D para ser utilizada como una prótesis. Esto no es sólo una buena noticia en el ámbito de la salud, sino también en el ámbito económico de los pacientes, pues las prótesis así construidas cuestan mucho menos que las que se construían antes por métodos convencionales.
  5. Órganos: aunque parezca imposible sustituir un órgano interno vital del organismo humano por una réplica exacta del mismo construida en 3D, afortunadamente es totalmente posible. Por lo momentos sólo sean creado con éxito hígados, sin embargo, su totalmente efectiva aplicación en los seres humanos no ha sido probada.

Como podemos ver, la ciencia está avanzando a pasos avasallantes y cada día más los beneficios están irrumpiendo en nuestra vida diaria. Esperemos que los avances continúen para lograr el ideal futuro que todos queremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *