Nutrición española en su peor estado

Son muchos los cambios notables que se han producido en la alimentación española, se ha dejado de lado el consumo de la dieta mediterránea, y el hábito de hacer ejercicios regularmente, lo que ha provocado cambios sustanciales en el aspecto físico y orgánico de nuestros habitantes.

Recientes estudios han demostrado que los niveles de Vitamina D han descendido, lo que podría causar grandes enfermedades óseas, y una enfermedad llamada raquitismo en niños, lo que genera debilitamiento y  exposición a las quebraduras.

Ya es evidente el sobrepeso, estudios han mencionado como el sobrepeso ha afectado a más de la mitad d  la población hoy en día, lo que representa que d cada dos uno enfrenta el sobrepeso.

¿Qué genera la deficiencia de Vitamina D?

Muchos de los alimentos procesados que se consumen hoy en día, han perdido muchos de sus nutrientes al momento de ser manipulados en las distintas fabricas con procedimientos que alteran su composición natural, esta situación cada día ha aumentado el déficit de ciertas vitaminas y minerales que se han ido reflejando poco a poco a través del tiempo en las personas que regularmente consumen estos alimentos.

N las dietas actuales se han encontrado un enorme déficit de vitamina D, lo que ocasiona enormes molestias si no se atiende a tiempo, en personas mayores la descalcificación natural por la edad se vería aumentada notablemente y los niños que son los que más necesitan de esta vitamina en sus crecimiento se están viendo afectados.

Así no se padezca un déficit importante, los excesos en la alimentación industrializada se ha comprobado que crea obesidad y sobrepeso. Se ha evidenciado que es mínima la porción de personas que tiene sobrepeso por razones genéticas. En gran parte se debe  a hábitos alimenticios.

El hecho de no consumir la dieta mediterránea está afectando

La dieta mediterránea no es más que la comida proporcionada por el ambiente del cual estamos rodeados, se está abandonando explícitamente la dieta que tanto consumían nuestros ancestros y que ha demostrado alrededor del mundo ser una de las mejores del planeta. Aquella basada en el consumo de las frutas y vegetales de la estación y grandes cantidades de pescado y aceite de oliva, por una dieta basada en el consumo de más grasas de origen animal e hidratos de carbono en grandes cantidades.

Otro factor muy importante hoy en día, es el nivel tan bajo de actividad al cual estamos expuestos, cada día son más las personas que las caminatas no son practicadas a diario y en los niños se visualizan como pasan más tiempo frente a un ordenador o un videojuego.

En los estudios se determinó que:

Los españoles ya no practican actividad física alguna asiduamente. Los hábitos alimenticos han ido cambiando conforme han crecido las nuevas generaciones. El consumo de hidratos de carbono, dulces y alimentos procesados ha aumentado exponencialmente.

Existe poca información y educación, así que esa es la prioridad, dar a conocer los alcances de una dieta baja en nutrientes y lo que desarrollaría más adelante.

La introducción de alternativas alimenticias más saludables, como el consumo de soja, algas, y productos derivados de los vegetales, son una opción saludable en la ingesta diaria.

Sin embargo, la preocupación por los niños debe ser mayor ya que para evitar enfermedades futuras se debe alimentar de forma controlada con respecto a los azucares y los alimentos procesados.